Flynn Broady sobre Educacion

 

Education

Un sistema de educación pública saludable y próspera en todo el país es esencial para una economía saludable. También asegurará que tengamos un sistema educativo más equitativo. Tener excelentes maestros de K-12 y educar adecuadamente a los niños es una inversión en nuestro futuro. Mientras los fondos escolares estén atados al monto de impuestos a la propiedad que un distrito escolar recauda, los distritos escolares escasamente poblados, o con dificultades financieras, nunca tendrán suficientes fondos para proporcionar educación de calidad a sus hijos.

Creo que el gobierno federal debe utilizar los fondos del Título I para garantizar que los niños y los maestros en todos los distritos escolares tengan los recursos adecuados. No apoyo el programa de vales escolares propuesto por la actual Secretaria de Educación. Robaría a las escuelas públicas del dinero que tanto necesitan. Los vales escolares no deben quitarle dinero a los distritos escolares que no cuentan con fondos suficientes.

Para brindar a todos la oportunidad de recibir educación superior pública, debemos proponer y aprobar una legislación que reduzca los costos de los estudiantes. El costo de la educación superior continúa creciendo, lo que hace que los préstamos federales para estudiantes sean esenciales para casi todos los estudiantes universitarios. Al mismo tiempo, la Administración está haciendo más difícil obtener y pagar préstamos estudiantiles. Necesitamos capitalizar la tasa de interés de los préstamos estudiantiles federales. Debemos crear formas de ayudar a las personas que ya están financieramente incapacitadas debido a condiciones de pago absurdas.

Debemos apoyar la capacitación vocacional y entrenamiento técnico que proporcione las habilidades necesarias para mantener una fuerza laboral competitiva. La Educación Superior que sigue a la escuela secundaria no tiene que significar asistir a una universidad. La universidad no es la única, ni la mejor opción para algunos jóvenes. A muchos adultos mayores les resulta necesario continuar trabajando, lo que a menudo requiere algún tipo de reentrenamiento.

También necesitamos eliminar la política que impide que, una persona con una condena por simple posesión de drogas, obtenga ayuda federal alguna vez.