Flynn Broady sobre Inmigración

 

Immigration

Como nación, es importante cumplir las promesas que hemos hecho a los inmigrantes. Los caminos hacia la ciudadanía deben estar claros para los inmigrantes de ‘DACA’ y aquellos que han servido en nuestras fuerzas armadas (INA 328 Naturalización a través del Servicio Militar). Los soñadores y veteranos inmigrantes que han cumplido con sus responsabilidades y han estado viviendo aquí de manera pacífica y productiva deberían poder quedarse y convertirse en ciudadanos, tal como se lo prometieron. Sus cónyuges que están siguiendo las vías legales para obtener las tarjetas de residencia deben poder hacerlo. Nadie debería vivir con miedo a una deportación repentina e inesperada y a la separación familiar debido a la imposición draconiana. Seguimos siendo los Estados Unidos de Norteamérica, la tierra de las oportunidades, y no debemos cambiar eso.

Las personas que vienen aquí no nos están quitando nuestros empleos. A muchos les va muy bien, encuentran buenos empleos o dirigen negocios exitosos que contribuyen a nuestra sociedad. Otros, hacen trabajos, que los estadounidenses no quieren hacer, por un salario inferior al óptimo. Debido a las mayores imposiciones de la actual administración, los cultivos se pudren en los campos debido a la falta de trabajadores para recogerlos.

Este año le mostramos al mundo lo peor de nosotros.  La forma en que tratamos a los inmigrantes de América Central y América del Sur es una mancha sobre lo que defendemos como nación. La Administración actual sabía desde hacía meses que la caravana de inmigrantes estaba en camino, pero no hicieron nada para prepararse para manejar la afluencia. Muchos de los que acababan de solicitar asilo fueron tratados de la misma manera como conocidos delincuentes. Su tratamiento fue inhumano, particularmente la forma en que fueron separados de sus hijos, y luego, a veces deportados sin saber dónde estaban sus hijos. Muchos continúan separados sin ningún motivo. Peor aún, es posible que algunos de estos niños hayan sido entregados a traficantes de sexo. Simplemente no sabemos quienes o dónde se encuentran algunos de ellos. Como resultado, hemos sido condenados en todo el mundo.

La idea de construir un muro solo en nuestra frontera del sur habla de racismo y apela a la base de esta Administración. Planeo continuar fortaleciendo TODAS nuestras fronteras. El presidente Obama contrató más guardias fronterizos que cualquier presidente anterior, para detener el tráfico de drogas, no para detener a la gente. Apoyaré la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas mediante la contratación de guardias fronterizos y el uso de otros medios para proteger nuestras fronteras. Apoyaré cualquier legislación que establezca un camino claro hacia la ciudadanía para todos los inmigrantes respetuosos de la ley. Somos mejores de lo que esta Administración le ha demostrado al mundo.